fbpx

La creatividad en los tiempos del caos

Hace poco leí una frase que decía -en resumen-, que no importa lo que te haya costado llegar adonde estás hoy, no será suficiente para mantenerte ahí mañana. Aunque de inicio la juzgué como una frase de bolsillo para la motivación personal, en realidad luego de reflexionarla un poco más, comprendí que se trataba de una realidad para el entorno empresarial de la actualidad.

La incertidumbre en la que muchas de las empresas de hoy se están moviendo a escala global ha obligado a replantearse -forzando la caja de velocidades- la manera en que se gestiona la empresa actualmente.

Naturalmente no estoy diciendo nada nuevo, pues las organizaciones están acostumbradas a lidiar con cambios en su entorno, sin embargo, me parece que lo significativo y que vale la pena considerar es que esos cambios se están tratando de la misma forma que como ocurría hace varias décadas y se está pasando por alto que el mundo requiere nuevas competencias y habilidades clave para navegar en estas aguas de caos. 

En el mundo de hoy requiere nuevas habilidades para hacer frente a la incertidumbre.

Una de las habilidades más importantes es la creatividad y la principal distinción que debe entenderse es que no se trata de procesos exclusivos de los ambientes de la publicidad o la mercadotecnia, sino que deben formar parte integral de cualquier ambiente de trabajo, en cualquier tipo de industria.

Junto a este concepto, viene de la mano otro que suena más en los oídos de los empresarios y se refiere a la innovación. De esta manera, no se concibe la innovación sin creatividad, pues se trata de hacer emerger algo nuevo a partir de elementos ya existentes.

En el mundo corporativo, la creatividad debe aterrizar en la forma de producir soluciones ágiles y eficaces a problemas tradicionales, sean cuales sean sus orígenes. Esto puede significar resolver problemas de distribución, producir estrategias de venta, resolver controversias en la atención al cliente, etc.

Cómo se logra la creatividad

Si llevamos más allá el concepto, el ejercicio de la creatividad no se queda en una manera “diferente” de generar procesos, sino que se inserta en la manera en que la empresa piensa, siente y actúa, con una perspectiva de salirse de lo convencional y entrar a terrenos desconocidos dentro de su medio o incluso su industria.

Lo que una empresa puede lograr con este enfoque fresco es algo de lo siguiente:

  • Diferenciación dentro de su sector

  • Innovación de procesos y productos

  • Aprovechamiento de los talentos de su personal

  • Mejora continua en su gestión interna

  • Mayor colaboración entre áreas distintas

La adopción de una perspectiva creativa en la empresa no es algo que ocurra de la noche a la mañana y principalmente porque debe acontecer de arriba abajo en la estructura organizacional. Luego de eso, deben establecerse vigilantes de los procesos creativos por área.

Sospecho que, ya que estás leyendo esto, tú puedes ser esa pieza clave en tu empresa quien logrará que se implemente la visión creativa en tu área o departamento, por lo que aquí te dejo algunos consejos que te servirán para generar estos entornos con tus equipos:

Encuentra los problemas comunes

La mejor manera de desarrollar el músculo creativo es buscar aquellas cosas que no funcionan en la actualidad o que podrían ser mejor. Esto se representa con cualquier proceso de la empresa, por pequeño que sea. Observa esos detalles y luego pregunta a los miembros de los equipos cuáles pueden ser obstáculos para mejorar el desempeño conjunto.

Busca la mejora continua

Motiva a tus compañeros para que todos los días traten de hacer una parte de algún proceso un poco mejor o más rápido. Esto aplica desde mejorar el tiempo de respuesta a algún correo electrónico, optimizar las reuniones de trabajo mediante una agenda previa o incluso tener una mejor organización del espacio físico en el que colaboran.

Crea espacios propicios para la creatividad

La mejor forma de desarrollar el ejercicio creativo es destinar áreas específicas de la empresa en donde puedan realizarse estas actividades, ya sea una sala de juntas, una terraza o un área que permita el libre movimiento de los integrantes. Usa también artículos o herramientas que sirvan para desarrollarte, tales como notas adhesivas, plumones de colores, pizarrones y otros objetos que te sirvan para representar físicamente las ideas.

Y el punto más importante de todo proceso creativo es que se realice de manera colaborativa y de preferencia entre distintos perfiles o especialidades dentro de la empresa. Esto genera un intercambio de ideas mucho más rico para el proceso.

 

Si tienes la intención de implementar procesos creativos en tu empresa, pero no sabes por dónde empezar, acércate a nosotros para que juntos logremos identificar de qué forma puedes implementarlo en la creatividad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn