Caso de éxito: arquitectura

Fishing 4 You

Fishing 4 you

EL OBJETIVO

Unir distintas historias personales y familiares sobre la vida pesquera para materializarlas en una experiencia gastronómica.

LA SOLUCIÓN

Crear un concepto único en cocina del mar, que transporta al comensal a la vida de los pescadores en alta mar.

A lo largo de 3 generaciones, la familia Barrón ha mantenido viva la tradición de comercializar los mejores productos del mar, no solo de México sino de diversas costas del mundo. Esto los ha llevado a tener una importante participación de la venta de pescados y mariscos en bodegas de la central de abasto de la Ciudad de México y otros puntos importantes en el país.

Como una evolución natural de esa tradición familiar, el último heredero de los Barrón decidió llevar a un nuevo nivel el negocio. La primera fase fue crear una app desde la cual se puede realizar la compra, descargar recetas y compartir experiencias gastronómicas entre los usuarios. Luego de ver el éxito de esta solución digital, este emprendedor vio la oportunidad perfecta para materializar un sueño que ha tenido desde niño: crear un restaurante con todo el espíritu de la pesca en altamar.

Fue en esta etapa cuando Stockup recibió el encargo de llevar a cabo la visión que desde la infancia se había trazado. En un proceso de diseño colaborativo, fuimos dando vida junto con el cliente a cada elemento que estaba en su imaginación y que evocaba objetos comunes a la industria pesquera. Timones, remos, anclas e incluso redes de pesca fueron integrándose al proyecto y le aportaron personalidad al interiorismo, creando una atmósfera congruente y única para la sorpresa de los comensales.

Los retos no faltaron, como la adaptación de las estaciones de servicio al reducido espacio con el que se contaba, pero en combinación de nuestro equipo de diseño como la clara visión del cliente nos daba la respuesta. Así, ante lo que podría ser inviable que la cocina estuviera en la parte superior del local y el salón abajo, creamos un sistema de entrega de platillos mediante un funcional elevador mecánico que está inspirado en las poleas de pesca de los barcos camaroneros.

El resultado final fue un espacio que lleva a los comensales a vivir una experiencia única tanto por la gran calidad de su propuesta gastronómica, como por la ambientación que te transporta a un buque pesquero que está anclado en una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México.